Odio a Supersubmarina

por el 13 de junio de 2015

odio a supersubmarina hailpop

Esta página siempre se ha caracterizado por hablar generalmente de pop. Pop con mayúsculas, desde las divas de ventilador hasta los festivales de música más famosos del país. Pero esta vez y partiendo de este último tema, vamos a desviarnos de la tónica de siempre para hablar de algo que en 2015 consideramos un problema: el indie nacional. Mejor dicho, el problema de los festivales de música con el indie nacional.

La causa de este artículo se debe a las últimas confirmaciones del siempre interesante Dcode Fest que tendrá lugar en Madrid el próximo 12 de septiembre. Entre los artistas a destacar incluían a Supersubmarina o Izal (incluso a Crystal Fighters si los consideramos “nacionales”) como cabezas de cartel junto a Sam Smith o Suede. No entramos ya en la calidad del cartel de este año, algo de lo que ya hablaron nuestros compañeros de Musikorner y estando bastante claro viniendo de una edición con La Roux, Beck o Chvrches, sino en por qué esos grupos nacionales. ¿Por qué siempre Supersubmarina? ¿Por qué siempre Izal? ¿Lori Meyers? ¿Vetusta Morla? ¿Love of Lesbian?

Entendemos que estos grupos tienen una base da fans bastante sólida y que si actúa su grupo favorito en esa ciudad va a ir sí o sí. Al fin y al cabo te aseguran un buen volumen de ventas, pero ¿por qué no se innova dentro de este campo a la hora de hacer carteles? ¿Por qué siempre los mismos grupos? Podemos hasta sospechar que meten todos los nombres en una urna y cogen dos papelitos al azar por cada festival nacional. Lo que están consiguiendo es que año tras año empecemos a odiar o al menos a coger tirria a estos “grupos de siempre” cuando al fin y al cabo tampoco tienen culpa de nada. De hecho yo mismo reconozco que he disfrutado algunos de los primeros discos de estos grupos.

Cansa pensar que si quieres asistir a un festival sin estas bandas te tengas que gastar cerca de 200€ en abonos como el Primavera Sound o el Sónar, con bien un target internacional o bien otro tipo de target nacional. En el caso del primero podemos encontrar a Christina Rosenvinge o Sr Chinarro y en el caso del segundo a PXXR GVNG (aunque éstos sean de un estilo completamente distinto a los que hemos comentado anteriormente). Hasta Hinds tocaron en el pasado SOS y dieron un conciertazo. ¿Por qué no promover a bandas como éstas últimas u otras como The New Raemon o Zahara? ¿Hay espacio en el indie mainstream para Rusos Blancos o Ellos? Lo ideal sería encontrar el equilibrio entre descubrir “nuevos” artistas y dejar convivir a grupos de siempre como si del nuevo panorama político se tratase. Porque 2015 es el año del cambio político, pero parece ser que no del cambio musical.

Hay otro tipo de indie nacional ahí fuera. Aireemos el armario (je) y dejemos que otros grupos y artistas entren en la mente del gran colectivo.