¿Está ‘Amanecer’ a la altura de Eurovisión?

por el 7 de marzo de 2015

edurne amanecer

Ha pasado ya una semana desde que ‘Amanecer‘, el tema de Edurne para Eurovisión, viera la luz y como todos los años, todo el mundo ha querido dar su opinión. Desde Pedro Sánchez hasta tu madre. ¿Es la canción un mojón? ¿Tenemos opciones de ganar o al menos de quedar bien? ¿El vídeo de fondo en Viena será ese terrible lyric video hecho con fotos de Windows? Demasiadas preguntas. Las apuestas nos sitúan alrededor del puesto 10º pero ya sabemos que eso no indica nada. La redacción de Hail! Pop junto a varios colaboradores nos hemos reunido para llegar a un consenso y pronosticar el futuro de Edurne y España el próximo mayo en el escenario de la gran final de Eurovisión.

Por ahora ya podemos ver el videoclip, una orgía de cromas con una calidad digna de hace 15 años. No sabemos si nos gusta más el momento “anuncio de galletas de trigo”, el momento “anillo” o el momento “Edurne se convierte en La Tigresa del Oriente“. Agarraos que este año vienen curvas.

CARLOS – Esta es la típica canción que se compone sólo para Eurovisión: efectista, simple y al grano. Eso no debería de ser algo malo, pero recordemos que dos de los compositores son suecos, y, parece que TVE no se ha enterado, las sobras de las canciones que componen para el Melodifestivalen las dejan para otros países. España es la segunda vez que pica.
Pronóstico Hail!: Aún con todo lo dicho anteriormente, la canción es memorable y con una puesta en escena acorde a la espectacularidad que pretenden darle con la producción, España podría volver al top 10. Pero, desde luego, con las sobras de otros países no vamos a ganar jamás el certamen.

DAVID – Que fuera de aquí no vayan a entender el galimatías de la letra en plan ‘fuck logic’ no quita que los de aquí no tengamos que escucharla. ¿Es amanecer un truño? Hombre, no. Pero esta pasada, es aburrida y mil veces vista. Y encima no podemos competir temazo-wise con Ruslana o Anti-crisis girl. A la canción le falta una subida, un final en plan melocotonazo con mucha luz y sonido atronador. Pero no, esta ahí, no despega y supuestamente en la puesta en escena puede ganar. NOSOTROS. PUESTA EN ESCENA. Como si las sillas de las Ketchup o el Magia Borrás de Soraya no hubiera pasado.
Pronóstico Hail!: Es tan mediana que lo mismo acabamos en el 15, que nos vamos a casa con un cero. Nos falta ambición y sin ambición no se gana Eurovisión.

MANU – ‘Amanecer’ me flipa bastante, quizás porque de la unión de Edurne y TVE me esperaba un mojón bastante grande. No es el mejor tema de la historia del festival pero sí que puede ser una representación digna, cosa que no hemos podido decir todos los años. Por suerte, este año se juntan dos factores importantes: que el tema español no da tanto ascoputo y que el resto de canciones presentadas hasta ahora son más bien de un nivel mediocre.
Pronóstico Hail!: A falta de algunos arreglillos y la puesta en escena (miedo me da ese “guerrera helénica” que han querido explotar en el vídeo), creo que podríamos volver a alcanzar el top 10 sin muchos problemas. Lo que aún no sé es si ese toque épico ya algo manido nos beneficiará o perjudicará.

PABLO - Edurne siempre fue mi favorita de Operación Triunfo. Una especie de fusión entre Rachel Stevens y Kylie Minogue. Así rubita, como muy pavita ella, con voz normal y personalidad media. Vamos, la típica que no resalta especialmente. Le faltaba la garra de Soraya, la personalidad de Nika o el chándal de Chenoa.
‘Amanecer’ es un poco eso. Es una canción muy correcta. Con una producción impecable que no aportada nada nuevo. Una apoteosis que no acaba de explotar. Una voz genérica, porque la podría cantar Edurne o la podrías cantar tú. Un ritmo que no es pegadizo, que no es balada, pero no es petardazo. Es mucho más digna que otras cosas que hemos enviado al festival y es eternamente peor que otros de los temas que han ganado en años anteriores.
Pronóstico Hail!: Diría que en el puesto 15, la niña bonita, como Edurne.

FRANCHEJO – ‘Amanecer’ podría ser una buena canción si esto fuera 2009 y nosotros fuéramos una antigua república soviética. Técnicamente es un tema correcto que se ha visto perjudicado por el hype de RTVE y el equipo de Edurne. Un tema que cumple su función, que no chirría en sus escuchas pero que te deja indiferente cuando lo comparas con las propuestas del resto de países. Y lo más importante: un tema que pide de ciertas cualidades vocales que no podemos asegurar que estén presentes en Edurne, tan falta de carisma artístico como de belleza y simpatía.
Pronóstico Hail: ¡OJO! La puesta en escena será fundamental para la posición final, aunque auguro una mitad final de la tabla.