Taylor Swift / ’1989′

por el 31 de diciembre de 2014

taylor swift 1989

’1989′ de Taylor Swift es el disco del año. Puede que haya discos mejores pero pocos discos representan en 2014 el mundo del pop como lo hace este. Ser el disco del año es algo subjetivo, se mueve en los estándares de lo que es la calidad (lo mas subjetivo) y los números (en los que la victoria de Taylor sí es aplastante. Pero entre su innegable calidad y sus apabullantes cifras de ventas, lo que convierte a ’1989′ en el disco del año es como ha convertido a un amplio sector de la población que directamente la odiaba o la ignoraba en fans acérrimos. Muchos de ellos a su pesar. Pero la vida es corta y fingir que algo que te gusta no te gusta es agotador. A principios de año publicábamos un post sobre lo mucho que nos gustaba Taylor y como esperábamos grandes cosas de ella. En aquel entonces la recepción fue bastante negativa. Las reacciones sobre Swift siguen siendo bastante polarizadas aunque ahora muchos de los que se echaron las manos a la cabeza se declaran fans incondicionales. Y no, Taylor Swift no molaba mas cuando era indie. Ni sonaba mejor en sala pequeña. Esperábamos grandes cosas de ella. No vamos a decir que antes molaba mas porque a día de hoy Taylor Swift no puede molar mas.

A la hora de escoger las canciones preferidas de la redacción establecimos un sistema de votos por puntos donde escogeríamos 15 canciones. En general prácticamente todos hemos escogido las mismas de un determinado artista variando las puntuaciones, siempre a la misma candidatura. No pasaba eso con Taylor Swift. De entre los votos había para ‘Style’, ‘Out of The Woods’, ‘Shake it Off’ y ‘Blank Space’. Eso, lo convierte en el disco mas relevante del año.

Durante sus tres primeros discos Taylor Swift era una de esas artistas que aparecía en lo mas alto de esas listas de Forbes de artistas que mas venden, artistas que mas recaudan, famosos mas ricos por debajo de edad random y demás. Pero fuera de Estados Unidos había tenido pocos éxitos. En su cuarto disco empezaba a abrazar nuevas sensibilidades sonoras y a abrirse a trabajar con hitmakers a sueldo. En ‘Red’, su cuarto disco solo siete de las dieciséis canciones que lo componían tenían a alguien que no fuese Taylor en los créditos. Para ‘1989’ solo una es obra exclusiva de Swift. Taylor llegaba a ‘Red’ con una ficha en cada casilla, momentitos britpop con Gary Lightbody (voz de Snow Patrol) y producción de Jacknife Lee, presente en alguna de las mejores obras de Bloc Party. También jugaba al oscurantismo folk a lo Bon Iver y al pop más actual con Max Martin. En lo que presumimos una larga carrera, ya tendrá tiempo de firmar ese disco que haga que los críticos caigan de rodillas. Ahora Taylor quiere que la reconozcan mundialmente como la estrella que es. Es el momento de ‘1989’.

Hail: Taylor Swift ha abrazado un sonido mas sintético. Ella misma define este disco como su álbum ‘ochentero’. No en vano uno de los mejores cortes se llama precisamente ‘New Romantics’; un juego de forma y fondo de lo mas inteligente. ‘We Are Never Ever Getting Back Together’ era una obra de pop masivo, sí, pero construida en base a los mismos elementos orgánicos que la habían llevado hasta ahí. Un inteligente ejercicio de crossover que ha preparado a sus fans para su nuevo sonido. Ahora el disco esta lleno de cajas de ritmos, sintetizadores y efectos vocales. En una entrevista hace años sobre su primer encuentro con Max Martin y el permitir a otros compositores entrar en su espacio de trabajo reconocía que ahora podía centrarse aun mas en lo que quería decir y no en el conjunto final. Delegar para mejorar. Y es cierto, en este disco Taylor Swift ha perfeccionado sus habilidades. Sus letras son mejores que nunca, sarcástica y cada vez menos cursi se puede permitir hacer letras tan sencillas y desoladoras como las de ‘Out of the Woods’. When we decided to move the furniture so we could dance baby, like we stood a chance es una frase poderosísima y arrebatadora. O la inteligente metáfora sobre la que esta construida ‘Clean’. Pero no son la únicas. ‘1989’ documenta la complejidad del personaje y la persona que es Taylor Swift y todo lo que la rodea. Su sarcástica aproximación a la imagen pública que tienen de ella en ‘Blank Space’, sus reflexiones sobre las relaciones fallidas o los hombres que la han acompañado. O mas cachondeo que llamar a una canción sobre un chico malo ‘Style’… Hay que ser mala. Y lista. Pero no todo es bilis y socarronería a costa de los hombres. Taylor Swift es mas que sus novios. Taylor Swift es ’1989′ El disco, en sesión estándar, acaba en la catárquica ‘Clean’ una maravillosa balada escrita a cuatro manos con Imogen Heap sobre dejar ir el dolor y pasar página. De nuevo, fondo y forma.

Hell: Taylor Swift está perfeccionando cada vez mas su formula y ‘1989’ es un disco bastante redondo. Mucho. Pero no es perfecto. Aunque haya madurado mucho como artista echamos de menos un sonido mas contundente ya que a veces pisa el terreno genérico que tanto le gusta a Katy Perry (aunque al menos Taylor no pone el piloto automático a la mitad del disco) ni siquiera en los temas mas calmados. Si le pones a alguien el disco prometiendo un disco ochenteros te va van a tirar un disco de Human League a la cara y con razón. En este ambiente de Q4 donde ni Madonna, ni Rihanna han sacado disco cuando tocaba y con Miley, Gaga o Britney de gira o con el lógico descanso del Q4 anterior; Taylor llega como única salvadora del pop de las grandes ligas. Los números están ahí. Y que te encanta también.

1. Welcome to New York 87/100
2. Blank Space 92/100
3. Style 98/100
4. Out of the Woods 98/100
5. All You Had to Do Was Stay 91/100
6. Shake It Off 92/100
7. I Wish You Would 86/100
8. Bad Blood 83/100
9. Wildest Dreams 96/100
10. How You Get the Girl 85/100
11. This Love 92/100
12. I Know Places 96/100
13. Clean 97/100

14. Wonderland 86/100
15. You R In Love 88/100
16. New Romantics 97/100