Sia no quiere ser famosa

por el 21 de mayo de 2014

sia-cover-bag-650b

Nuestra fascinación con Sia no tiene límites. No solo por ser, probablemente, la mejor compositora que el pop ha visto en los últimos años, sino porque su forma de entender el éxito tiene muy poco que ver con esa a la que estamos acostumbrados. ‘1000 Forms of Fear‘, el álbum de Sia, saldrá a la luz el 8 de julio, y de él ya lo tenemos todo. Tenemos un primer single que ha elevado nuestras expectativas hasta límites difícilmente superables, tenemos una portada bastante potente, incluso icónica; y tenemos el tracklist completo. Sin embargo Sia ha decidido que la cosa no acaba ahí, y lo ha coronado todo con una forma de ver su nuevo trabajo que nadie esperaba: el de la superestrella que, sin embargo, no es famosa.

Sia nunca se ha prodigado demasiado delante de las cámaras, aunque en televisión pudimos verla como vocal coach de Cristina Aguilera en ‘The Voice’; sin embargo con el lanzamiento de este disco ha decidido dar un paso más y rechazar por completo su pedazo en la tarta de la fama. En una reciente publicación en Billboard que más bien era un manifiesto (su título, de hecho, era ‘Mi manifiesto antifama’), Sia explicaba el por qué de su decisión de alejarse de la fama comparando esta con la típica suegra que siempre te dice lo que haces mal y mina tu moral. La australiana demuestra ser realmente vulnerable a las críticas y afirma preferir estar completamente al margen del ojo público.

Y hasta aquí todo normal. Una artista que no quiere que cotilleen sobre ella y exponer su vida privada. Pero es que la decisión de Sia de no ser famosa (de que no lo sea su cara, porque ella ya lo es) va mucho más allá, como ha demostrado en su reciente actuación en The Ellen Show, donde ha presentado el directo de ‘Chandelier‘ sin dar la cara a cámara; con una puesta en escena que incluye a una niña con una peluca con su característico corte de pelo (como en el vídeo) correteando de aquí para allá por el decorado de una casa mientras ella canta de espaldas.

¿Sufrirá la promoción del disco esta decisión de Sia, o por el contrario la compositora provocará un efecto Streisand que la hará todavía más famosa? A partir del 8 de junio lo descubriremos.