Drag Pop: el pop es travesti y tú ni te habías dado cuenta

por el 14 de mayo de 2014

conchita wurst

La victoria de Conchita Wurst el pasado sábado en Eurovisión no ha dejado indiferente a nadie, ya sea para bien (como, en líneas generales, en nuestro país) o para mal (como en el 84% de los países soviéticos). Que alguien con el aspecto de Conchita gane un concurso así puede impresionar a mucha gente pero si hacemos memoria, veremos que no es la primera vez que un artista hace un cambio de género en algún single / vídeo / actuación / whatever. Hay muchísimos casos con incluso artistas que habrás escuchado y bailado más de una vez en la ducha. OJO, no le quitamos mérito a Conchita ni mucho menos, pero este ‘cambio de roles’ no es nada nuevo y a estas alturas mucha gente debería de estar ya acostumbrada a que ocurra dentro de este cajón de sastre llamado pop.

El caso más claro y evidente es el de Lady Gaga. En ‘Yoü & I’ hacía de dos personajes, una chica (ella) y un chico (Jo Calderone, una mezcla entre James Dean, Alex Turner y El Dioni). Lógicamente esto tampoco impresionó mucho porque bueno, es Lady Gaga y por entonces nos tenía acostumbrados a hacer e ir vestida como le saliera de su santo ‘Venus’. La actuación más recordada fue en los VMA’s de 2011, gala donde casi se morrea con Britney.

Si nos acercamos un poquito al rock, también encontramos varios casos. Y es que no por ser un cantante que va de duro te vas a vestir menos de mujer. Podríamos hablar de Robbie Williams donde en su ‘She’s Madonna’ junto a los Pet Shop Boys se viste de mujer y tiene una entrevista o incluso mencionar aquella famosa frase de ‘Somebody told me‘ de The Killers donde Brandon Flowers dice eso de “Somebody told me you had a boyfriend who looked like a girlfriend that I had…”. Si no sabes inglés, viene a decir que el novio de una se parecía a la novia del otro y bueno, esas cosas que a veces pasan en las grandes ciudades. Pero en definitiva, si hay un claro ejemplo de travestismo en el pop rock es Queen. ¿Quién no recuerda ‘I want to break free’? ¿Quién no ha imitado el vídeo mientras limpiaba el pasillo de su casa?

Pero si hablamos de este género “drag pop” que nos acabamos de inventar, el principal embajador sería RuPaul. Si hay alguien a estas alturas que no lo conoce, podríamos decir que es como La Prohibida a nivel nacional pero a muchísima mayor escala. RuPaul es prácticamente una celebridad dentro del mundo gay en Estados Unidos, tiene un gritón de singles y es posiblemente el ejemplo más claro de todos y el que más se podría asemejar a Conchita Wurst. Avisamos, el siguiente vídeo es de los noventa así que os podéis imaginar los “efectos especiales”.

Como hemos visto el pop ha tenido múltiples casos de travestismo en sus filas, pero volvamos a los orígenes. En el Festival de Eurovisión podemos remarcar varias representaciones, siendo la más recordada Dana International, cuando ganó el festival en el 98 con ‘Diva’ (aunque siendo exactos, Dana era transexual). Otros casos que podemos recordar son los de Eslovenia y Letonia en el año 2002. En el primer caso, teníamos a tres drags vestidas de azafatas. En el segundo a la ganadora de aquella edición vestida de hombre y conforme avanzaba la canción se iba descubriendo que iba vestida de mujer. Aún así y tras todos estos años, no ha sido hasta 2014 cuando alguien ha llegado a tener la repercusión necesaria para, dentro de lo que cabe, hacer historia. Puede que ‘Rise like a phoenix’ no sea la mejor canción ni la justa ganadora, pero el sábado pasado Conchita Wurst entró por la puerta grande en el ‘drag pop’.