We (corazón) Taylor Swift

por el 21 de abril de 2014

20140419-195730.jpg

En 2014 volveremos a tener nuevo disco de Taylor Swift y la verdad es que tenemos bastantes ganas. La cosa normal es meterse con Taylor por su rubismo, su intachable perfección y todas esas cosas que dan tanta rabia. Y el caso es que si de algo no se puede acusar a Taylor Swift es de ser auténtica. No va de negra, de chica del barrio, no finge ser malota, no esta hipersexualizada, ni quiere ser guay. Además se encuentra en un momento envidiable, no ya en ventas donde es probablemente por detrás de Adele la mujer más exitosa de la década, sino porque la época ‘Red‘ abría grandes perspectivas sobre el futuro de Taylor.

Durante sus dos primeros discos nuestra heroína era una cantante de country pop que cantaba canciones sobre enamoramientos adolescentes. Cursis dirán algunos y encenderá todo el sarcasmo de lo de vuelta que estamos todos. Sin embargo, ‘Love Story‘ es uno de los singles más honestos que nos ha dado la historia reciente. ¿Que es cursi y tonta? Claro, es que esta escrita por una chica de 15 años sobre cosas de chicas de 15 años. Y Taylor lo hace como se tiene que hacer, sin cortapisas, sin paños calientes, ‘Love Story’ es una canción sobre tener el corazón lleno de amor adolescente y no hay nada más profundo y puro que eso. Si ya no eres el público potencial sólo lo puedes afrontar de dos maneras: O el sarcasmo más gilipollas o la clásica nostalgia de la inocencia perdida. Esa inocencia recorre todo ‘Fearless’ y parte de ‘Speak Now’ aunque empieza a enseñar algo los dientes con ‘Haunted‘ o ‘Mean‘.

Pero la auténtica bomba llegaría en su tercer disco. Durante esa época Taylor se ha permitido lanzar singles dignos de Bon Iver como el inconmensurable ‘Safe & Sound‘ y a la vez puñetazos pop como ‘We Are Never Ever Getting Back Together’, seguir contentando a su audiencia country mientras que tontea con el dubstep que con el britpop y que lo mismo se codea con Max Martin que con Jacknife Lee (productor de alguna de las grandes cosas de Bloc Party). Ahora mismo Taylor, tiene potencial para hacer lo que quiera.