El Crack de 2013

por el 9 de diciembre de 2013

britney-jean-album-art

Sé que son tiempos realmente duros, todo se tambalea y la esperanza parece perdida. En adelante esto será conocido como el Crack de 2013 y temo porque muchos empecemos a arrojarnos por las ventanas. Sin esperanza pensamos que ya no hay futuro. Somos conscientes de que lo que hoy es un just ok, o un 5 casi 6, es engañarnos a nosotros mismos. Somos conscientes que en un año, ese just ok y ese 5 casi 6 se va a caer a un 4 y a cinco años vista va a ser un 2. Sin paños calientes: Britney Jean es su peor disco hasta la fecha. Y antes de que alguien sale con “es que Oops…” solo quiero decir tres cosas: Oops. Lucky. Stronger.

El final de este año ha sido bastante raro. Los grandes pesos pesados de final del año han entregado discos que son correctos aunque cobardes como ha pasado con Prism o un marasmo de buenas ideas a veces muy mal ejecutadas como con ARTPOP . El final de 2013 ha dejado a las ligas menores como Selena Gomez, Natalia Kills o una ya ascendida a primera Miley Cyrus y a revelaciones como Charli XCX o Lorde la ocasión de entregar los mejores discos pop del año.

Son tiempos duros, muy duros. Pero hay que tener esperanza en estos momentos en los que estamos tan hundidos. Te ves perdido, te ves solo. Pues ve y abre el cajón y ahí esta ese libro. Ve a tu estantería y cógelo. Eso que nunca te ha fallado. Eso que te da toda la fuerza que necesitas. Ve a tu estantería y coge tu copia de Blackout y de rodillas reza a todo lo que es bueno, puro y sagrado en esta vida.

Seguramente con esa idea ya te sientes mucho mejor. Pero si aún no es suficiente, si la debacle es más grave de lo que, incluso, Blackout puede salvar, es el momento de perfeccionar lo perfecto.

Maravilloso.